Pourquoi le practice est-il le lieu idéal pour découvrir le golf ?

¿Por qué el campo de prácticas es el lugar ideal para descubrir el golf?

Eres un golfista apasionado y quieres transmitir tu pasión por la bola blanca a tus amigos y familiares.Sin embargo, tus buenas intenciones suelen chocar con las típicas reticencias ante el golf.¿Cómo convencer a tus amigos y a tu familia para que vengan a practicar contigo sus primeros swings?

El campo de prácticas es la solución. No hay nada como un cubo de bolas para familiarizarse con los movimientos del golf y descubrir la sensación de elevar una bola. El campo de prácticas es accesible a todos los niveles y sus precios son económicos. Inesis ha identificado 7 motivos que hacen que el campo de prácticas sea el lugar ideal para descubrir este deporte.

 

Antes de empezar, seguramente los nuevos golfistas se plantearán una primera pregunta: ¿qué es el campo de prácticas?

El campo de prácticas es la zona de entrenamiento, habitualmente al aire libre, donde los jugadores calientan o progresan con los palos que desean. El golfista se sitúa en su box y dispone de cubos llenos de bolas para practicar. El objetivo son dianas dispuestas en la zona de tiro o ganar distancia intentando superar los paneles.

 

1.     Una zona de golf abierta a todos

A diferencia de otras formas de juego, el campo de prácticas es accesible a todos. Para golpear tu primera bola o mejorar tu swing no necesitas estar federado ni ser socio del club. En esta zona de práctica son bienvenidos todos los jugadores y jugadoras, no importa la edad ni el nivel.

 

2.     Descubre las sensaciones del golf sin arruinarte

Los recorridos de golf suelen ser caros; en cambio, el acceso al campo de prácticas en la mayoría de los casos solo cuesta el precio de las bolas que utilizas. Asegúrate de no jugar con tus bolas, sino con las que te proporciona el club.Comprando una tarjeta de prácticas, podrás llenar un cubo con una treintena bolas, más que suficiente para divertirte, superarte o entrenarte con un palo que todavía no dominas.

 

3.     ¡Disfruta en menos de una hora!

Una de las principales reticencias para practicar golf es la duración de las partidas. Generalmente, las personas no iniciadas y los principiantes no suelen tener tiempo para dedicar muchas horas al recorrido.

Con el campo de prácticas, esta excusa no sirve. Golpea las bolas a la velocidad que desees. Los jugadores perfeccionistas podrán dedicar muchas horas a trabajar la técnica, una bola tras otra, mientras que los más veloces vaciarán el cubo en pocos minutos.

 

4.     Todos los niveles son bienvenidos en el campo de prácticas

Si bien en la salida del primer hoyo de un recorrido los golfistas principiantes disfrutarán poco golpeando su primer bola, aprovecharán mejor las sensaciones de elevar una bola en un box del campo de prácticas.

El campo de prácticas permite que todos los golfistas jueguen codo con codo, tanto si son principiantes como si son apasionados asiduos. No hay distinción de nivel, ¡aunque sí puede haber diferencias en las trayectorias de las bolas y las risas de los acompañantes!

 

5.     Ven con los tuyos

Puedes venir al campo de práctica con los tuyos.  En familia, con amigos, con compañeros... normalmente no hay más limitación que respetar el juego, la concentración y el espacio de los demás jugadores. Aprovecha el buen ambiente del campo de prácticas para intercambiar consejos y superarte a ti mismo.

 

6.     ¡Aprende y progresa a tu ritmo!

No importa tu nivel, siempre queda algo por aprender o mejorar en el golf. Aprovecha el campo de prácticas para perfeccionar tus movimientos o simplemente practicar tu swing, repite los golpes y progresa rápidamente.

No tiene ningún secreto: para disfrutar al máximo de las sensaciones del golf, hay que practicar y entrenar. Antes de empezar el recorrido, no dudes en practicar con varios cubos de bolas para estar más cómodo en el campo.

 

7.     ¡Rétate en el campo de prácticas!

Por todos estos motivos, el campo de prácticas es el lugar ideal para descubrir el golf en un ambiente relajado y agradable. Para evitar la monotonía, puedes retarte o retar a tus amigos.

Lanzar los más lejos posible con el mismo palo, apuntar a las dianas, tirar con efecto… ¡los retos son interminables!

 

Con todos estos argumentos, te será más fácil convencer a tus amigos para que vengan contigo a descubrir el golf de una forma divertida y fácil.

IR ARRIBA